jueves, 19 de enero de 2017

#RC - Hilda Krüger (Tan lejos de Dios... )

Hola Lector, Dragón, Partícula.

Es lunes y me encuentro en la sala de criadores de la granja en la que trabajo. Disfruto un té de hierbabuena y mi súper nutritivo almuerzo compuesto de coliflor con tomate y pimientos en arroz integral y un trozo de queso fresco. Me enorgullezco a mí misma y seguro a mi entrenador le agradará la idea. No sé qué tanto me dure la fiebre healthy.

Hoy, querido Lector te traigo la primera reseña del 2017 que fue una cortesía de Penguin Random House Grupo Editorial que nos comparte la historia poco contada o la recurrentemente ignorada de una actriz alemana que vino a México con un firme propósito y terminó siguiendo su sueño en la patria que la adoptó.

Esta es la muestra de Pobrecito México, tan lejos de Dios... Y tan cerca de Estados Unidos.

Hilda Krüger: Vida y obra de una espía nazi en México escrito por Juan Alberto Cedillo (periodista y autor de otras novelas basadas en hechos históricos) y editado por DEBATE es un libro que nos habla de la travesía de una bella actriz alemana que se convirtió en miembro importante de lo sucedido entre Estados Unidos, México y Alemania. Ella era ese tornillito que movió a los países del Eje hasta las neutrales tierras aztecas. Ella fue una Eliza Lynch, fue una Malinche.



"En breves palabras le describía que la estratégica Luftwaffe requería que el crudo mexicano continuara llegando a las refinerías de Hamburgo al menos durante un año más, mientras las divisiones del ejército avanzaban hacia el Cáucaso, donde estaban los recursos petroleros de Europa: solicitaba su ayuda para que fuera a apoyar a destacados emisiarios y amigos del Tercer Reich, agentes y diplomáticos que meses atrás habían llegado a México para cumplir esa misión y otra más."
(p. 28)

Todo inicia con Krüger siendo enviada a Estados Unidos a conocer a los homólogos alemanes que estaban fuera de su patria cuando se avivaba el fuego de la II Guerra Mundial y efectivamente, a hacer labor de espionaje haciendo uso de sus encantos. Nada mejor para la actriz germana que tenía por motivación en la vida hacer lo posible por servir a su nación.

La historia ya la sabemos, los acontecimientos los conocemos, pero no sé tú, yo no recuerdo haber recibido toda esta información en la escuela... Y en lo años en los que llevé esa materia todavía era una estudiante modelo, de verdad... lo recordaría.

La vida y obra de Hilda, a mi gusto, se ve un poco opacada por la incursión de Japón, Estados Unidos y México a la guerra (aunque México no entra, entra... cede a ciertas fuerte sugerencias del vecino del norte). Me interesó sobremanera la línea argumental del coronel McCoy y me dí cuenta de que nuestra Gaviota no es la primera en su ramo... También que la cabeza de la televisión nacional tiene bastante tiempo llamándose Emilio Azcárraga, sólo que en los 40's era Azcárraga Vidaurreta.

La necesidad de servir a su patria, ayudó a Hilda a encontrar otro hogar que le fascinó desde las raíces y es que... ¿Cómo no enamorarse de México?

No, no contestes.

La guerra se adentró a América Latina como punto estratégico, el crudo se movió hacia tierras alemanas... Los quereres de Hilda, la presidencia de Ávila Camacho... Tanto chisme del qué enterarse.

La historia de Krüger se intensifica hacia los ultimos capítulos, hizo mucho esta alemana y ahora tengo la firme curiosidad de encontrar su obra. Al final del libro se nos facilitan fotografías de ella antes de llegar a México y apariciones de la misma ya estando en las tierras que maltratara Cortez.

Si te gustan las historias que incluyen las respuestas a las teorías conspirativas que tus maestros no quisieron ahondar en el mini capítulo de Guerras Mundiales de Historia Universal, te va a agradar este libro, además leer las descripciones de Cedillo sobre Krüger es lindo así como ir tejiendo la maraña de nombres reales con eventos y fechas reales que se te proporcionan.

La único malo (aunque "malo" sea una palabra monumental) es que una vez más podemos notar que México no es, a todas luces, protagonista. Es Estados Unidos jalándole las orejas a México para que deje de simpatizar con Alemania, pero no importa... ¿verdad?

Lo recomiendo, sí. Súper sí.

Lee mucho, mucho.

Ten un bonito día, tarde, noche. Un precioso loquesea.

1 comentario: