domingo, 28 de febrero de 2016

#RC - No soy un serial killer (¡De verdad!)

Hola Lector - Dragón - Partícula

Hace no tanto redescubrí las bondades de la radio y bueno... a falta de un plan de datos que me permita tener Spotify o Youtube conmigo tooooodo el tiempo, he vuelto a las frecuencias moduladas y encuentro música nueva. No está tan muerta la radio y eso me da mucho gusto, en algún momento de mi vida la locución fue una opción y probablemente tome ese curso... algún día.

Hablando de redescubrimiento, tengo que decir que el libro del que te escribiré a continuación es un redescubrimiento con mi yo lector, con mis ideas sobre muchas cosas en la vida, entre ellas el gusto y el interés por lo socialmente perturbador en este caso los asesinos seriales.

"─John, Dennis Rader es el asesino serial que ataba, torturaba y mataba a sus víctimas. Te pidieron que escribieras sobre una gran figura, no un...
─El profesor dijo que fuera una figura importante, no destacada, así que los tipos malos cuentan ─respondí─. Incluso él sugirió a John Wilkes Booth como una de las opciones."

No soy un serial killer (originalmente I'm Not A Serial Killer) escrito por Dan Wells editado en español por V&R Editoras es la primera entrega de una saga llamada "John Cleaver" que con mucha suerte no será ultra larga porque esta sí la quiero leer completa (los rumores dicen que es una trilogía). He sucumbido y esta sí quiero leerla toda.



John es un chiquillo de 15 años que tiene todo lo que se necesita para ser uno de los más buscados asesinos en serie de la historia, lo conoce todo al respecto; pero NO ES UN SERIAL KILLER. Su interés/gusto/obsesión por estos personajes lo hace un chico con el que es algo difícil convivir, principalmente porque él lo hace un poco más difícil. Sus actitudes y sus decisiones logran mantener a jóvenes y adultos... a distancia.

No olvides que siempre hay un detonante que medianamente justifica todo y en el caso de John va más allá de tener de tocayo al tristemente célebre John Wayne Gacy y ser "El hijo de Sam" igual que David Berkowitz, reconocido como uno de los más sanguinarios (pero no nos detendremos en ellos aunque son historias aterradoramente fascinantes). Hay otro detonante: el negocio familiar es una funeraria, es LA FUNERARIA de la localidad, ahí mucho toma un aire de lógica más grande.

"─Eres raro ─afirmó Max mientras le daba otra mordida a su sándwich─. Así de sencillo. Un día vas a matar a muchas personas, probablemente más de diez, porque eres sobresaliente en lo que haces, y luego me van a entrevistar en televisión y me preguntarán si me lo esperaba, y yo diré: 'Claro que sí, ese tipo estaba loco de remate'."

Interés, acceso y conocimiento extra al del público en general son algunos factores que contribuyen a que John desarrolle sus aficiones más lúgubres (desde el punto de vista de los terceros y cuartos a su alrededor); además, está a punto de enfrentarse a un monstruo, un monstruo en serio :O



John es nuestro narrador y si bien, hay un par de descripciones algo gráficas, no es nada que no hayas visto antes en algún videojuego (o si ya viste Deadpool). Hay una sensación de paranoia al leer cómo John verifica, vigila, acosa y otras cosas aterradoras a su sospechoso, lo fácil que es dejar notas espeluznantes en lugares estratégicos. Hay un punto en el que el terrorífico es John.

Este libro me hizo volver a dos grandes cosas que había dejado medianamente olvidadas: el gusto por lo socialmente perturbador y las series de libros.

Lo recomiendo, sí. Súper sí. Lee, mucho mucho.

Ten un bonito día, tarde, noche. Un precioso loquesea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario