sábado, 23 de enero de 2016

#RC - Al sur de la alameda (Más de un narrador)

Hola Lector | Dragón | Partícula

Hoy llevo puestos dos suéteres, tres calcetines en cada pie, aún me zumba un poco el cerebro porque fui intérprete de dos pláticas hoy y bueno... estaba algo fuera de forma, pero nadie lo notó porque así de genial puedo ser. Me nutrí con una sopa instántanea de las que me dejan con la sensación de debí perder la pereza e ir por un plato de ramen o de ramyun o de pho, pero qué flojera arreglarme y salir de casa... Hace algo de tiempo que no como pho D: Tengo una botella de Dr. Pepper de cereza. Qué gran ejemplo soy, debería sentirme avergonzada.

Ahora que ya abordamos el comentario fuera de contexto de esta entrada, empecemos con lo que nos toca saber: Al sur de la alameda: diario de una toma escrito por Lola Larra e ilustrado por Vicente Reinamontes editado por Ediciones Ekaré. ¿Que si lo puedes adquirir en México? No lo sé, se lo compré a los autores en la FIL Guadalajara.



Este es uno de esos libros que tienen una pre-historia que lo vuelve un libro con peso sentimental. Fue presentado a mí por Lupita Darkangel en diciembre de 2015 mientras esperábamos nuestro kit de bienvenida al Encuentro Nacional de Booktube México en Guadalajara, Jalisco. "Estoy casi segura de que te va a gustar, siento que es tu tipo de libro." Lupita me alcanzó el libro y empezando con la genialidad de la portada y con lo de basado en hechos reales me atrapó. Después me dijo que la presentación de ese libro bajo la dinámica "Los lectores presentan" sería esa misma noche: 2 de diciembre de 2015. 

Después de tener una de las más molestas experiencias viajeras que he tenido ─hasta ahora porque el plan es seguir viajando BASTANTE─, decidí que tenía que ir a esa presentación, además: autora e ilustrador estarían ahí, eso siempre le da una linda sensación a la gente que carga una cámara consigo y convenientemente tiene un canal en YouTube ¿a poco no? 

Para no meterme más en ese asunto, sólo diré que lo que me llevó a adquirir este libro fue precisamente que la gente que me habló de él lo conoce como a la palma de su mano, su bebé. Lola y Vicente fueron lo más.

"Esta mañana, Paula se sentó a mi lado en el comedor. Llevaba un libro en la mano. Paula siempre va por ahí con un libro. Me dijo que podía prestármelo, que lo acababa de terminar. Yo dudé. Y eso bastó para que Paula sonriera: 'Claro, se me olvidaba que tú no lees' y lo dijo con un tono de voz y un aire de superioridad detestables. ¡Qué pesada la mina!"

Entre texto e imágenes preciosas y profundas tenemos 283 páginas donde Nicolás nos comparte lo sucedido en los siete días de toma de un colegio en la ciudad de Santiago de Chile durante mayo de 2006, el inicio de la Revolución Pingüina (de la que aún no me atrevo a hablar porque me siento ultra ignorante al respecto, así que googléalo). Vale la pena escribir que el tema es uno que muchos más tendríamos que tener más presente porque... ¿Necesito decirlo? Aprender en cabeza ajena no es ciento por ciento efectivo, pero servirá de algo; tenemos que poner en orden nuestras prioridades con respecto a algunos temas y estoy muy segura en que coincidimos que uno de esos temas es la educación pública. Eso precisamente es lo que hace que esta historia sea una que tiene un empuje diferente: hablamos de la toma de una escuela privada.

Nicolás es el portero del equipo de fútbol del colegio, lee novelas policíacas y cómics, lleva un diario de la toma que después comparte con nosotros y tiene un legado familiar que lo hace un arma de doble filo dentro de los confines del colegio: es hijo de estudiantes que participaron en movimientos similares en el '85 y, más interesante aún, su madre es exalumna de esa escuela en particular. ¿Qué hace que un personaje como Nicolás se quede a tomar el colegio si nunca antes se había mostrado con inclinaciones políticas e incluso admite en su diario no saber nada sobre la ley que los estudiantes rechazan con tanto ahínco (la LOCE)? Súper fácil y para continuar con el corte del personaje: una chica. Paula "la francesa", es una chica interesada en la movilidad estudiantil, fiel creyente de que el destino se debe tomar en las propias manos y para mí es un personaje que le da luz a otros, no a sí misma en particular, su arrogancia intelectual se balancea bien con su modestia social. Si bien la existencia de ella vuelve a Nicolás un personaje "típico", él no lo es. Sólo no lo es. 

"─Estamos en medio de un hecho histórico, algo que cambiará completamente el panorama escolar y la política del gobierno hacia todos los estudiantes. Se trata de pensar más allá de nosotros. De ver más allá..."

El ambiente en las instalaciones del colegio se pone raro con cada día que pasa, los jóvenes tienen una baja de alumnado que decide que ha sido bastante, se generan conspiraciones y teorías conspirativas, son atacados por el sistema cuando los dejan incomunicados y hasta los golpea la delincuencia cuando le abren la puerta pensando que están siendo solidarios con un igual. Las imágenes, los colores, las expresiones, la historia alterna que se relata a través de los trazos de Reinamontes le dan aún más vida y aún más belleza a las palabras de Larra.

Más allá de los límites de la escuela tomada está un segundo narrador que está al pendiente de los chicos. Un alma guerrera que se conserva en pie de batalla, un cuerpo que ha visto pasar el tiempo y que sabe cómo continua el ciclo ante el que se enfrentan los alumnos que decidieron tomar las instalaciones. Un segundo narrador que decide llevarles un poco de chocolate para animar sus cuerpecitos con abstinencia de azúcar, un segundo narrador que no develaré porque es súper bonito notar quién es mientras uno lee.

Como no-chilena, he de decir que este libro me hizo tener una sesión de preguntas y respuestas con mi buscador en línea y con un fanzine del que les hablaré en otra ocasión, además de la curiosidad lingüística que despertó en mí... Impresionante porque a decir verdad creo que hablo mejor alemán que chileno (y tengo como un A2 de alemán lo que es súper poquito), afortunadamente hay un maravilloso glosario al final de la historia. Recordé bastante a un amigo youtuber que se hace llamar Chilenito TV.

Uno de los personajes más entrañables y con un desarrollo genial es, sin duda, El Gordo Mellado (César, pero sólo pocos saben eso). El atento a los acontecimientos, el estudiante convencido de que internet es tan joven que aún no tiene toda la información que dice tener ni toda la que necesitamos. El Gordo Mellado es, por mucho, uno de los pilares que también contribuye a que Nicolás se quede... Tantos buenos aspectos en ambos, aunque mi favorito es el portero estrella #TeamNicolás.

Algo que también se presenta entre estas líneas es un aspecto que influye a multitudes: El fútbol. Parecerá extraño que alguien como yo lo saque a flote, pero es bastante notorio que el deporte juega un papel importante, no en su efecto hipnotizador (como siempre se le ataca) sino en cómo perciben los estudiantes a Nicolás. Se le tacha no leer, de no tener una postura, de no ser jugador de equipo (por ser portero), de optar por la seguridad de ver desde fuera (que se supone es la que le da el arco, pero él desmiente esa difamación), es hasta acusado de ser infiltrado en el colegio contra sus propios compañeros. Tanto que le sucede a Nicolás. Tanto de lo que deberíamos estar mejor informados para actuar mejor. Tanto que logra transmitir en el diario de la toma


Lo recomiendo, sí. Lean, sí. Por favor.

Ten un lindo día, tarde, noche. Un precioso loquesea.




  


No hay comentarios:

Publicar un comentario