lunes, 21 de octubre de 2013

Él (My Man)

(Favor de leer completo)
 
No es el hombre más guapo de mundo ni siquiera el mejor parecido si se le compara con las parejas anteriores o los amigos varones más cercanos.

No es el tipo más inteligente que se pueda encontrar, ni siquiera alguien que se pudiera considerar especialmente bueno a nivel académico.

Por muy lejos podría decirse que es el prospecto perfecto, el hombre que los padres buscan para sus princesas, el hombre que las madres sueñan para sus hijas... no lo es.

No tiene la delicadeza de fingir que le gustan los niños y se espanta cada vez que se insinúa el tema de famlia.

Es un hombre que aún es un niño y es muy seguro que sea eso precisamente lo que la tiene tan pendiente de él, tan... tan enamorada.


No es el hombre más guapo de mundo ni siquiera el mejor parecido si se le compara con las parejas anteriores o los amigos varones más cercanos, pero derrocha carisma por toneladas, tiene confianza en sí mismo y siempre hace lo posible por estar en el momento indicado, a veces un poco más. Amante de las sorpresas y los detalles.

No es el tipo más inteligente que se puede encontrar, ni siquiera alguien que se pudiera considerar especialmente bueno a nivel académico, pero es ávido conversador, conocedor de multitudes de temas y abierto a ideas nuevas. No tratará de hacer cambiar el pensamiento ajeno, por el contrario se enriquecerá del producto de las sinapsis ante él y aceptará consejo humildemente.

Por muy lejos podría decirse que es el prospecto perfecto, el hombre que los padres buscan para sus princesas, el hombre que las madres sueñan para sus hijas... sólo no lo es. A ese hombre ellos nunca lo van a encontrar. NUNCA, pero podría acercarse bastante a un intento realista de ese hombre ideal... para ella.

No tiene la delicadeza de fingir que le gustan los niños y se espanta cada vez que se insinúa el tema de famlia, pero se le ilumina el rostro cada vez que la ve sostenendo a alguno de sus sobrinos o platicando con un infante al punto de él mismo proponer ideas para nombres y empezar a idear qué actividades extras tendrán los niños llegada la edad requerida. No los tolera, pero sabe que amará a los propios.

Es un hombre que aún es un niño y es muy seguro que es eso precisamente lo que la tiene tan pendiente de él, tan... tan enamorada. 

Porque no existe nada más puro que el amor de un niño y eso es lo que es él, un niño atrapado en el cuerpo del hombre que la abraza con fuerza mientras le dice al oído que la extrañó, un niño que le habla a través de los labios del hombre que la besa en la mejilla, en el cuello, en la boca...

Podrá no ser lo que el mundo quiere que sea, pero es él.
 
Fair enough.
 
 
 
---

No hay comentarios:

Publicar un comentario