jueves, 22 de diciembre de 2011

¿Enemigos?

La mejor defensa es un buen ataque, pero yo no necesito atacar. No requiero siquiera generar estrategias; no suelo dar importancia a enemigos inexistentes. "No existe el enemigo pequeño" Sí, estoy de acuerdo, pero insisto: si no hay enemigo no hay razón para tener un plan, ¿cierto? Quien me conocen este sentido militar -que son muy pocos- sabe que mis estrategias y planes tácticos tienen como exclusivo propósito satisfacer mis deseos, evadir juicios extemporáneos y librarme de condenas que parecen inminentes. También sabe que suelo salirme con la mía y con el mínimo esfuerzo. No suelo complicarme la vida en lo absoluto, quien conozca mi lado militar, lo sabe.

Entonces, no requiero tácticas para pseudodefensa, porque no hay razón para ser atacada. No soy estúpida sé atenerme a los márgenes de la ley y manejarla a mi conveniencia. Mis años me ha costado y he aprendido bastante, un cadetito de cuarta no va a poder contra mí, algunos altos rangos no pudieron. ¿Necesito decir más?

La mejor defensa es... no tener enemigos potenciales, porque gente como yo si tiene la opción de tener o no tener enemigos potenciales.




-----

No hay comentarios:

Publicar un comentario