domingo, 18 de diciembre de 2011

Decir estupideces.

No sé quién eres, pero me parece conocerte de mucho tiempo atrás.
No sé quién eres y me gustaría averiguarlo pronto.
Me inspiras un je ne sais quoi.

Me gusta que me hagas reír y sonreí y que comprendas que no es lo mismo.
Pienso en confiar, pero no estoy en posición, he dado todo de mí antes y ahora sé que no me gusta quedarme con las manos vacías.
Me haces querer decir estupideces, sabes a qué me refiero. Cosas como "me gustas" "te quiero".

No sé quién eres y quiero saberlo.
He visto lo mejor y he visto lo peor de muchos seres humanos.
Y quiero saber qué pasará contigo, ¿nosotros? Ahí voy otra vez a decir cosas estúpidas.

No es que sean estupideces en sí, pero tú hablas mi lenguaje y confío que lo entiendas.

De acuerdo. Seridad... No puedo, solo pensar que lees esto; no se me borra la sonrisa.
¿Nervios? ¿Ansiedad? ¿Espera? ¿Esperanza?


No ha pasado mucho, aunque parezca bastante.
Es lógicamente ridículo, es subjetivamente genial.

¡Shh!

Tengo que comprender esto al esto cien porciento, primero y eso me tomará algo de tiempo.
¿Decir estupideces? ¿Hacer estupideces?

Aquí vamos otra vez.


----


No hay comentarios:

Publicar un comentario